¿Qué es la manipulación de alimentos?

La manipulación de alimentos se refiere a toda persona que opera directamente con alimentos, ya sean envasados o no. También hace referencia a todos los utensilios y superficies que se utilizan mientras se manipulan los alimentos. Manipular alimentos es algo que todos realizamos diariamente, aunque si lo haces de forma profesional los alimentos se deben manipular bajo los requerimientos que exige la norma.

La correcta manipulación de los alimentos contribuye a que los alimentos que consumimos, tanto en casa como en restaurantes, tengan unos mínimos de calidad higiénica que ayuda a prevenir enfermedades. Además, según el Reglamento (CE) nº 852/2004 la higiene alimentaria son las medidas y condiciones necesarias para controlar los posibles peligros y garantizar el consumo humano. Por lo tanto, todas las personas que están implicadas en la manipulación de alimentos tienen la responsabilidad de asegurarse de que los alimentos se están tratando de la forma correcta en todas las etapas de la elaboración de una comida o un producto alimentario.

Asegurarse de que un manipulador de alimentos tenga la capacitación adecuada y las herramientas para la seguridad alimentaria es un aspecto importante para proteger la salud pública. Si alguien que está enfermo entra en contacto con los alimentos, puede transmitir la enfermedad a otras personas. Del mismo modo, si un manipulador de alimentos no logra manejar adecuadamente los alimentos como la carne y los lácteos, las personas podrían enfermarse por la contaminación bacteriana o fúngica. Los manipuladores de alimentos necesitan aprender sobre temas como higiene personal, temperaturas seguras para cocinar y manipular, y cómo diseñar una instalación de alimentos para evitar la contaminación cruzada.

Una persona con certificación de manipulador de alimentos puede ser más empleable en la industria alimentaria, incluso si la certificación no se requiere específicamente. Por lo general, las empresas requieren certificación para los supervisores, incluso si el departamento de salud no lo hace, y contar con capacitación puede permitir avanzar más alto en una empresa, supervisando y capacitando a otras personas que trabajan con alimentos. También puede ser posible negociar mejores salarios.

En las regiones donde la certificación de manipulador de alimentos es necesaria para trabajar con alimentos, las personas deben poder mostrar un comprobante de certificación y, por lo general, deben renovar periódicamente. Para obtener la certificación, las personas toman una clase y un examen para demostrar el conocimiento de los temas tratados. Las renovaciones generalmente requieren volver a tomar el examen. Las personas también pueden tener un requisito de educación continua, como asistir a un número establecido de horas de capacitación en seguridad al año, para confirmar que están al día con las tendencias en la industria alimentaria y saber acerca de los cambios en las recomendaciones y requisitos de salud y seguridad.

Trabajar como manipulador de alimentos puede requerir que las personas pasen mucho tiempo de pie en entornos calurosos y abarrotados. El trabajo generalmente requiere buenas habilidades de observación y atención al detalle, ya que las personas esperan calidad y consistencia de los alimentos que compran. Los manipuladores de alimentos con habilidades estéticas particulares o habilidades culinarias pueden abrirse camino a puestos de alto nivel diseñando y creando elementos de menú o trabajando directamente bajo la dirección de un jefe de cocina.

¿Quién necesita un certificado de manipulador de alimentos?

Todas aquellas personas que durante su trabajo estén en contacto con alimentos, ya sea directa o indirectamente, tendrán que obtener el documento que acredita que han superado satisfactoriamente la formación específica sobre la manipulación de alimentos. Este certificado comúnmente se le llama carnet de manipulador de alimentos y lo puedes realizar tanto online como en cualquier ciudad de España, aquí te dejamos un listado de ciudades donde puedes obtener esta certificación.

Volviendo al tema, tendrán que formarse todos aquellos que estén presentes en el proceso productivo de cualquier alimento, desde el uso de utensilios o herramientas, fitosanitarios, producción agrícola o los procesos intermediarios de manipulación, elaboración y empaquetado de cualquier producto alimentario. Por este motivo, y para garantizar la calidad de higiene de los alimentos, se requiere que todos aquellos implicados directa o indirectamente obtengan esta formación.